Mitos y Verdades sobre la Alta Sensibilidad

Mitos y Verdades sobre la Alta Sensibilidad.

Se han construido muchos mitos alrededor de las Personas Altamente Sensibles (o HSP por sus siglas en inglés), básicamente porque no se sabía que el rasgo existía ni que era un tipo de cerebro diferente para la sobrevivencia de las especies. La gente ha creado un montón de juicios y creencias erróneas basadas en la desesperación de “cómo puedo guiar a este niñ@ tan extraño para que entre a la sociedad y sea “normal”.

Abajo esta una pequeña lista de los mitos y las realidades que hay que aclarar.

Mito:

HSP es un desorden y necesita ser diagnosticado por un doctor.

Realidad:

HSP es un rasgo y puede ser determinado a través de un test en www,hijoshipersensibles,com

Mito:

Ser HSP significa que eres muy emotivo y lloras todo el tiempo.

Realidad:

Ser HSP significa que  procesas en un nivel profundo, sientes intensamente y te sientes sobre-estimulado fácilmente. Y si, a veces lloras mucho. Pero desahogarse esta bien.

Mito:

Todos los HSP son introvertidos.

Realidad:

Muchos son introvertidos, pero no todos. El 70% son introvertidos y el 30% son extrovertidos.

Mito:

HPS son solo mujeres.

Realidad:

El rasgo lo tienen tanto hombres como mujeres, el problema es que los hombres no se sienten cómodos de expresar sus experiencias ni emociones.

Mito:

Ser HSP significa que eres más débil que los demás.

Realidad:

La experiencia de los HSP es simplemente diferente que la de los no-sensibles. Las HSP requieren más auto-cuidado para estar bien. Yo prefiero llamar eso Altos Estándares, no debilidad.

Mito:

Si eres HSP, debes aprender a ser menos sensible y más fuerte.

Realidad:

Si eres HSP, debes aprender a trabajar CON tu sensibilidad. Que es, en realidad, un super poder. Tu fortaleza puede no ser aparente, pero ahí está. ¡Te lo aseguro!

Mito:

Ser HSP significa que tienes ansiedad y depresión.

Realidad:

No todas las HSP sufren de ansiedad y/o depresión. Es cierto que cuando no se da un espacio para la des-saturación, la ansiedad y la depresión aparecen. Pero esos solo son los síntomas. La causa es otra. Ser HSP en realidad implica tener un cerebro diferente; la manera en cómo procesas la información, los estímulos y el mundo a tu alrededor.

Mito:

A todos los HSP les molestan las mismas cosas: luces brillantes, olores picantes, etiquetas de la ropa…

Realidad:

Aunque si hay algunas coincidencias, ¡todos somos únicos! La vivencia del rasgo, como cualquier otra cosa, es diferente para cada quien.

Mito:

Los HSP necesitan esconderse del mundo porque todo les molesta.

Realidad:

Los HSP pueden ser muy felices y triunfadores en el mundo teniendo una buena práctica de auto-cuidados.

La Alta Sensibilidad ha sido mal interpretada y mal comprendida durante siglos. Si quieres aprender más sobre el rasgo, para ti o para tus hijos ¡Inscríbete al curso!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.